Sesiones en línea con perros de terapia puede aliviar estrés en estudiantes

Los administradores universitarios han estado buscando cada vez más formas innovadoras de alentar a los estudiantes a salvaguardar su salud mental.

junio 20, 2022 3:04 pm Published by

Para los estudiantes universitarios, el alivio del estrés puede tomar muchas formas en línea: ir de compras, pedir comida, jugar con amigos y conocer nuevas parejas románticas. Y ahora pueden agregar a esa lista las terapias en línea con perros, una técnica que se aplica en Estados Unidos. 

El confort canino virtual está emergiendo como una forma exitosa para que los estudiantes reduzcan su estrés mientras interactúan con los equipos de adiestradores de perros de terapia.

Debido a que no juzgan, son atractivos y acogedores, la interacción con estos canes se puede usar como una intervención complementaria que reduce el estrés de los estudiantes, lo que puede alentarlos a buscar servicios de apoyo más formales si es necesario. 

Incluso antes de la pandemia de Covid-19, ser estudiante universitario se consideraba una experiencia estresante; los administradores universitarios han estado buscando cada vez más formas innovadoras de alentar a los estudiantes a salvaguardar su salud mental. Pasar tiempo con perros de terapia es una forma proactiva para que los estudiantes eliminen niveles potencialmente debilitantes de estrés elevado.

Los programas de visitas caninas en persona o las intervenciones asistidas por perros son en sí mismos una forma relativamente nueva para que los estudiantes mejoren su bienestar. Programas como el programa Building Academic Retention through K9s (B.A.R.K.) de la Universidad de Columbia Británica se establecieron en 2012 como una forma para que los estudiantes reduzcan la nostalgia, disminuyan el estrés y fomenten las conexiones interpersonales.

Lee más | OMS pide a los países intensificar medidas para mejorar la atención a la salud mental

Varios ensayos controlados aleatorios del B.A.R.K. lab, y en otros lugares, ahora dan fe de la eficacia de pasar tiempo con perros de terapia para obtener una serie de resultados de bienestar.

El programa B.A.R.K. colabora con los módulos de confort canino virtuales pregrabados de la investigadora de interacción humano-animal, afirmó la titular del programa Christine Tardif-Williams.

Estas sesiones fueron impartidas por un equipo capacitado de adiestradores de perros, que siguió un guión en el que los adiestradores dieron la bienvenida a los estudiantes y alentaron la reflexión sobre la reducción del estrés y la atención plena. También se pidió a los estudiantes que reflexionaran sobre sus redes de apoyo social.

“Los estudiantes pueden acceder a estos módulos de forma remota, que apoyan el bienestar de los estudiantes que están geográficamente aislados o en áreas donde los recursos de bienestar están sobrecargados o son inexistentes”, expuso.

Los módulos se publican en línea en una plataforma a la que los estudiantes (y otros) pueden acceder sin necesidad de registrarse para una cita o unirse a una lista de espera.

Lee más | No cerrarán hospitales de salud mental, sólo se transformarán: funcionario de Salud

Antes de lanzar estos módulos, se llevó a cabo un ensayo controlado aleatorio para evaluar cómo los módulos afectarían las autoevaluaciones de estrés de los estudiantes. Se asignaron a 467 estudiantes universitarios a sesiones de cinco minutos sincrónicas (a través de Zoom) o asincrónicas (videos de YouTube pregrabados) que los invitaban a observar un equipo de adiestradores de perros o una condición de solo adiestrador.

“Evaluamos el bienestar antes y después de las sesiones usando medidas como ansiedad, soledad, conexiones con otros, afecto positivo y negativo. Descubrimos que todos los estudiantes, independientemente de su condición, informaron mejoras significativas antes y después en los autoinformes de la mayoría de las medidas de bienestar. Sin embargo, las condiciones en las que estaba presente el perro de terapia provocaron la reducción más significativa en los autoinformes de estrés”, expuso Tardif-Williams.

A diferencia de las sesiones de terapia en persona que se programan según la conveniencia del personal del programa, los estudiantes pueden acceder a los módulos virtuales de confort canino según lo necesiten. 

Además, los instructores universitarios pueden hacer uso de los módulos virtuales de comodidad canina como parte de los “descansos mentales” incorporados en una conferencia para alentar a los estudiantes a reflexionar y cuidar su bienestar.

Reuters

placeholder
Tags: , , ,

Contenido relacionado